¿Por qué WALICIA recomienda la intermediación de las inmobiliarias?

Desde WALICIA recomendamos que las operaciones de compraventa de viviendas se realicen a través de las agencias inmobiliarias por las siguientes siete razones:

1. El elevado conocimiento del mercado en el que actúan

Las agencias inmobiliarias, al estar en continuo contacto tanto con los propietarios como con los interesados en comprar, conocen perfectamente la oferta y demanda que hay en su zona de influencia para cada tipo de inmueble. Además, cuentan con la información más objetiva posible para fijar los precios en los que se puede vender un inmueble ya que disponen de la información de los importes de compraventa en los que se han realizado operaciones anteriores.

2. Mejora el poder de negociación al realizar las ofertas y peticiones a través de un tercero independiente

Negociar no es fácil y menos cuando se trata de una vivienda, en la que por parte del vendedor se mezclan sentimientos y vivencias, cosa que no ocurre por parte del comprador, que lo único que valora es lo que ve.

La agencia inmobiliaria permite a las partes negociar con más libertad, expresando su postura sin tener en cuenta cómo va a reaccionar la otra parte con su oferta. Es un trabajo arduo, que finalmente ambas partes suelen valorar muy positivamente.

3. Cuentan con los medios humanos y materiales para que la operación se realice en el menor plazo posible

Las agencias inmobiliarias disponen de personal especializado en la intermediación de viviendas. Existen multitud de implicaciones legales y fiscales que es necesario conocer para evitar un posible perjuicio para alguna de las partes.

Los medios materiales con los que cuentan -oficina, web, plataformas inmobiliarias, revistas, bases de datos de clientes…- consiguen reducir considerablemente el plazo de realización de las compraventas.

4. Realizan todas las gestiones previas a la formalización de la escritura pública de compraventa

En la mayoría de los casos es necesario realizar un sinfín de comprobaciones y contratos previos a la formalización de la escritura pública de compraventa, tales como petición de notas simples, certificados de estar al corriente en los gastos de comunidad, contratos de arras con cláusulas penitenciales, etc.

Todas estas gestiones no suponen ningún coste adicional para las partes.

5. Están sujetas a la responsabilidades derivadas por la realización de su intermediación

Dada la transcendencia de su actividad, las agencias son responsables de la ejecución correcta de todos los trámites que realizan, por ello están sujetas a las responsabilidades que se deriven por su intermediación.

6. Liberan a la parte vendedora de una gran carga de trabajo

La inmobiliaria se encarga de toda la labor que suponen la gestión de las llamadas, visitas, consecución y puesta a disposición de la notaría de toda la documentación que el vendedor debe de obtener para la realización de la compraventa. Así, permiten a la parte vendedora centrarse en su quehacer diario, dejando que sea la agencia inmobiliaria la que realice todo el trabajo administrativo.

7. La comisión de intermediación es a éxito

El usuario no abona coste alguno por ninguna de las partes si finalmente no se realiza la compraventa. La agencia inmobiliaria, a pesar de incurrir en numerosos costes independientemente de si se realiza o no la operación, sólo percibirá los honorarios establecidos si finalmente se formaliza la compraventa.

 

En multitud de países el 100% de la compraventa de viviendas se realizan a través de agencias inmobiliarias, ya que se considera que es la mejor manera de que existan las garantías necesarias para ambas partes.

fuente: WALICIABLOG

Compartir en: