¡Unos cuantos consejos para comprar casa en 2017!

Algunos expertos en el sector inmobiliario apuntan a que 2017 puede ser un buen año para comprar vivienda.

Sin embargo, comprar una casa es una decisión económica muy importante y hay que tener en cuenta muchos factores antes de llevar a cabo dicha operación.

Por eso te traemos algunos consejos, para ayudarte a tener éxito si decides embarcarte en este proyecto:

 

1 Considerar todas las fuentes de búsqueda para encontrar vivienda

Además del tradicional método de los carteles que cuelgan de farolas, está claro que hoy en día existen otras muchas fuentes donde buscar una vivienda que se ajuste a nuestras expectativas.

Internet ofrece un gran registro de inmuebles a través de buscadores y portales inmobiliarios especializados en la compraventa de viviendas.

Por otra parte, también podemos recurrir a agencias inmobiliarias, agentes o promotores para contar con una atención personalizada y profesional.

Escarbando en todas las fuentes posibles encontraremos más opciones.

 

2 Estudiar bien el precio, condiciones hipotecarias y gastos

Está claro que el precio de la vivienda es uno de los factores más determinantes a la hora de decantarse por ella, por eso es bueno indagar en el mercado inmobiliario. Dar una vuelta por la urbanización para conocer el coste de inmuebles similares y comparar precios según las características de los diferentes inmuebles nos ayudará a establecer un presupuesto.

Y una vez que nos hayamos decidido por una casa, es fundamental realizar un buen estudio de las hipotecas disponibles hasta encontrar el mejor crédito. Se aconseja que la cuota mensual de la hipoteca no supere entre el 30-40% de los ingresos netos de la unidad familiar.

Asimismo es muy importante saber elegir entre una hipoteca fija o variable (Consulta nuestro artículo: ¿Elegir una hipoteca fija o variable?). Actualmente los créditos fijos son los más demandados.

Y no hay que olvidar que deberemos afrontar el pago de la comunidad con la cuota mensual de la hipoteca, lo que la encarecerá, así como que es muy aconsejable ahorrar un dinero extra para los gastos extraordinarios derivados de las gestiones hipotecarias o impuestos fiscales.

 

3 Revisión de la fiscalidad y otros trámites

Comprar una vivienda conlleva efectos fiscales y es gravada por distintos impuestos. Una vez que se formalizan los trámites, existen otros posteriores:

-Plusvalía municipal. Tras la entrega de llaves, se debe liquidar la plusvalía municipal (impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana).

-Impuestos de Actos Jurídicos Documentados. Se deberán liquidar si la compraventa está sujeta al IVA.

-Inscripción en el Registro de la Propiedad. Un trámite necesario para que el comprador esté protegido jurídicamente. Imprescindible si se accede a un crédito hipotecario.

-Comprobar el cambio de titularidad en  Catastro. Los datos del nuevo propietario deben quedar inscritos correctamente.

-Impuestos de Bienes Inmuebles (IBI). Tras el cambio de titularidad el propietario estará obligado a pagar este impuesto anual.

 

4 Analizar la revaloración de la vivienda

Es muy importante analizar las opciones de revalorización de la vivienda de cara al futuro, intentando encontrar un equilibro entre el precio actual de la vivienda y las expectativas. Es decir, adquirir la vivienda por un buen precio teniendo en cuenta que esta se puede encarecer con el tiempo, sobre todo si estamos pensando en el inmueble como una inversión.

 

5 La ubicación

La ubicación es una de las principales características a tener en cuenta a la hora de hacerse con una vivienda, tanto si es para habitarla como para alquilarla. Además, el entorno también afectará en la revalorización.

Una buena ubicación debería contar con un sistema de transporte público, zonas verdes, cercanía a comercios o centros educativos y médicos.

La zona donde vivamos debe ajustarse a nuestras necesidades. Es muy conveniente visitar el vecindario antes de comprar la vivienda e incluso hablar con los vecinos de la comunidad.

 

6 Ventajas de una vivienda a reformar

Considerar si es rentable comprar una vivienda para reformar puede suponer una gran ventaja, pues brinda la posibilidad de conseguir una buena rebaja en el precio inicial y diseñar la vivienda a medida.

Ocurre sobre todo con las propiedades de segunda mano en el centro de las ciudades.

 

7 Si la intención es alquilar…

Comprar una vivienda con la intención de alquilarla es otra opción que barajan muchos propietarios. Factores anteriores como la ubicación jugarán un papel fundamental.

Si este es el caso, es conveniente adquirir la vivienda en el lugar donde residimos, ya que si hay que reunirse con el inquilino (por ejemplo, para solucionar una avería), los gastos de desplazamiento serán menores.

 

8 Decisión bien meditada

Como comentábamos al comienzo del artículo, comprar una vivienda debe ser una decisión muy bien meditada. No hay que impacientarse ni apresurarse, pero tampoco dejar pasar una buena oportunidad. Es muy importante reflexionar y aclarar todas las dudas que tengamos para que cuando nos embarquemos en la compra de una vivienda tengamos éxito.

fuente: vivados

Compartir en: