Idealista critica el Plan Estatal de Vivienda: "Provocará un aumento artificial de los precios del alquiler"

El jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, cree que el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2020 es "decepcionante" porque recurre a "viejas fórmulas" con la puesta en marcha de ayudas a los jóvenes para la compra de una casa y porque incentiva el endeudamiento masivo de este grupo generacional. Además afirma que provocará un encarecimiento artificial de los alquileres penalizando al colectivo mayor de 35 años sin ayudas.

En concreto, Encinar considera que el Plan incentiva la idea de que "todo el mundo debería ser propietario". No obstante, está de acuerdo con el Gobierno en que se deben impulsar medidas para aumentar el creciente mercado del alquiler, aunque "no como se contempla en el plan".

Penaliza a los mayores 35 alquilados

El jefe de estudios de Idealista ha afirmado que dar ayudas directamente a jóvenes menores de 35 años para alquilar una casa provocará un aumento "artificial" del precio del alquiler. Además, ha recordado que esta medida ya la puso en funcionamiento el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que fue "duramente" criticada por el PP.

También ha señalado que esta manera de fomentar el alquiler perjudicará gravemente a los mayores de 35 años que no pueden acogerse del mismo modo a esta ayuda, puesto que no contarán con la "extra" del Gobierno y se enfrentarán a una subida de precios provocada por la misma.

Para Encinar, habría que recuperar la desgravación fiscal del alquiler también para el inquilino, porque permitiría que "todos puedan disfrutar de esta ventaja" y que tanto el inquilino como el propietario declaren que existe un contrato de arrendamiento.

"La mejor manera de potenciar el mercado del alquiler es tomar medidas que aumenten la oferta", según Encinar, que apuesta porque se dé tanto mayor cobertura jurídica a los propietarios para que se "animen" a poner sus casas en alquiler como por colaborar con los ayuntamientos para que cedan suelo dotacional para la construcción de viviendas destinadas al alquiler.

fuente: el economista.es

Compartir en: